close

Productos ‘gourmet’: envoltorios que nutren los sentidos

En el mundo de la alimentación hay algo que está claro: comer es un placer. Un placer que, en los últimos años e impulsado por modas, un mayor respeto hacia el medio ambiente y hacia la propia salud personal, se ha vuelto exigente.

Los consumidores finales cada vez se preocupan más por conocer el origen de los alimentos, sus procesos productivos, la calidad de sus ingredientes e incluso la composición de los materiales que dan forma al embalaje de los productos. Las exigencias aún lo son más en el caso de los productos gourmet, de los que se espera más, por dentro y por fuera.

La era de los productos gourmet está en auge y parece haber llegado para quedarse. De ahí que las miradas del sector creativo se dirijan a encontrar la fórmula que haga de su presentación una garantía de la exquisitez del producto que contiene.

 

Porque, para ser gourmet estos manjares deben ser la excelencia en su categoría, la quintaesencia de la calidad. Pero también deben parecerlo. Su imagen debe estar al mismo nivel que la calidad Premium superior del producto. Y viceversa, si el exterior se ha elaborado con esmero, lo natural es esperar que los productos del interior estén tan bien hechos como su embalaje.

El packaging de los productos gourmet, más allá de proteger y conservar, deben poder relatar una historia, no sólo con palabras e imágenes sino también con todo aquello que estimule los sentidos. La vista, el tacto, el olfato juegan un papel protagonista

 

Pero también el oído. En este sentido, el crujido o el rasgado del papel que envuelve el producto puede tener un profundo efecto en quien interactúa con él. Para muchas empresas se trata de envoltorios con un mensaje más poderoso incluso que el de una valla publicitaria o un anuncio de televisión.

 

La razón es que el papel es capaz de sugerir mucho con muy poco. Puede contar una historia sobre el lugar, la elaboración, lo útil o lo agradable del producto. Puede volver extraordinario lo corriente, transmitir valores y mostrar la calidad y el cuidado de lo artesanal.

Para lograrlo será clave escoger con precisión la textura que se quiere conseguir, el acabado de la impresión, la tipografía precisa, el color y juego de tonalidades… todos los elementos del packaging deben confabularse para contar a los cuatro vientos que en su interior está lo mejor del mercado.

 

Si eso se consigue la seducción será inminente y ejercerá una influencia inmediata sobre la percepción de la marca y la expectativa sobre el producto, ya que el packaging supone la primera fase de la experiencia del consumidor.

 

Créditos

Sobrasada Unic
Diseño: Deberlou Spain para Mallorca Delicatessen – Mateu Pons, Spain
Papeles empleados: Imitlin E/R05 Argilla 125 g/m2: verde, Tintoretto Gesso 95 g/m2: verde.

Panettone Molino Pasini
Diseño: Studio Over para Panettone de Molino Pasini
Papeles empleados: Tintoretto Gesso 350 g/m2 y Sirio Pearl Fusion Bronze 300 g/m2

Particolari di Maida
Diseño: nju comunicazione para Az. Agricola Francesco Vastola
Papeles empleados: Symbol Card Premium White 360 g/m2

Long hand-wrapped spaghetti
Diseño: Dolce & Gabbana Srl / Grafica Nappa 1919
Papeles empleados: Sirio White White 90 g/m2

prev next