close

La transmisión del Covid-19 a través del papel, ¿es posible?

Durante meses hemos prestado mucha atención sobre cómo las superficies de los artículos cotidianos que manejamos pueden transportar y transmitir el coronavirus que causa Covid-19.

Y, como amantes del papel nos preguntamos, ¿podemos contraer el virus simplemente tocando o manipulando el correo, las revistas o los envases de papel? Resolvemos algunas dudas a partir de informes oficiales recientes sobre la transmisión del virus a través de papel, cartón y otras superficies. Éstas son algunas de las cifras que hablan de su relativo nivel de transmisión.

Un estudio publicado el pasado mes de abril en The New England Journal of Medicine bajo el título Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1”, evaluó la estabilidad superficial del SARS-CoV-2 en plástico, acero inoxidable, cobre y cartón, y lo comparó con el virus SARS-CoV-1, el coronavirus humano con el que está más estrechamente relacionado. Sobre cartón, no se midió ningún SARS-CoV-2 viable después de 24 horas.

El virus podía detectarse en aerosoles hasta tres horas después de la aerosolización; hasta cuatro horas después en cobre y hasta tres días en plástico y acero inoxidable. Ambos virus mostraban una viabilidad relativamente más larga en acero inoxidable y polipropileno (plástico) en comparación con el cobre o el cartón.

Un estudio adicional publicado en el mes de mayo en The Lancet Microbe, titulado «La estabilidad del SARS-CoV-2 en diferentes condiciones ambientales«, informó que no fue posible recuperar ningún virus infeccioso a partir de la impresión y los papeles de seda después de una incubación de 3 horas.

Los resultados de los informes concuerdan con la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), que afirma que “la posibilidad de que una persona se contamine a partir de productos comerciales es baja y el riesgo de contraer el virus que causa Covid-19 a partir de la manipulación de un paquete que ha viajado y ha sido expuesto a diferentes condiciones y temperatura también son bajas».

De ese modo, las condiciones de fabricación del papel, más los procesos de impresión y distribución disminuyen significativamente la cantidad de partículas viables necesarias para infectar a alguien, por lo que este material no es, en sí, una buena ubicación para que exista el virus.

Además, las investigaciones desarrolladas hasta ahora sugieren que el virus dura más en superficies lisas y no porosas, como el plástico y el acero inoxidable. Por esa razón, la porosidad del papel y el cartón dificultan la transmisión del virus.

Mientras tanto, y mientras llegan nuevos informes que contrarresten lo conocido hasta ahora, la clave será siempre seguir las indicaciones gubernamentales para garantizar la reducción de la transmisión de persona a persona.

prev next