close

Cómo conseguir un efecto ‘Premium’ con las técnicas de impresión y acabados

¿Es más complicado tener una buena idea o saber llevarla a la acción? A priori las ideas siempre fluyen pero las realmente buenas no suelen caer del cielo. Y, por si fuera poco, de nada sirven si no sabemos o podemos ejecutar con precisión cada paso del proceso para llegar a hacerlas realidad.

A la hora de desarrollar un proyecto creativo con el papel como soporte son muchos los parámetros a tener en cuenta. Si lo que buscamos es, además, lograr que el proyecto tenga un efecto Premium y elevar así el caché del resultado final, la clave estará en conseguir una perfecta simbiosis entre la idea, el papel seleccionado, la técnica empleada y el acabado.

Reunimos en este post algunas de las técnicas y acabados más demandados a la hora de lograr este efecto pero no son las únicas… ¡Podemos ayudarte a encontrar la idónea para tu proyecto!

La versatilidad del Offset

El sistema Offset es una de las técnicas más usadas a la hora de imprimir sobre papel todo tipo de diseños, aunque en los últimos años la impresión digital le ha ido comiendo terreno. Se trata de un método de impresión a través de rollos y cilindros que transfieren la imagen al papel.

El sistema utiliza el conjunto de colores CMYK (amarillo, magenta, cian y negro) empleando planchas de aluminio y tinta para cada uno de estos colores, es decir, se emplea una plancha por cada color. Con la mezcla de todos ellos se consigue una amplia gama cromática.

Ventajas y desventajas

No hay duda, la mayor ventaja del offset es la gran variedad de tamaños y tipos de papeles y cartulinas que puede emplear y la exactitud con la que es capaz de reproducir una imagen. Además, permite encontrar el color exacto y es compatible con otras tintas especiales como las tintas metálicas o fluorescentes.

Su coste disminuye a medida que aumentan las tiradas por lo que es idóneo para imprimir un gran número de ejemplares.

Entre las desventajas está el no permitir la personalización, ya que cada imagen única debe formarse por 4 planchas diferentes.

La viveza de la serigrafía

Esta técnica consiste, básicamente, en transferir tinta a través de una malla tensada sobre un marco, denominado “pantalla”. El paso de la tinta se bloquea en las zonas donde no habrá imagen mediante una emulsión o barniz, quedando libre la zona por donde queremos que pase la tinta. La imagen se transfiere al soporte de impresión mediante una racleta que presiona de un lado a otro la pantalla.

Las aplicaciones de la serigrafía son muy variadas, desde textiles, a plásticos, madera, caucho, etc. Se utiliza también para imprimir cartelería de gran formato, pegatinas, o incluso imprimir sobre cristal.

Ventajas y desventajas

Esta técnica llega a obtener colores muy vivos, empleando todo tipo de tintas, y admite una amplia variedad de soportes, desde papel a textil, madera, etc. Las tintas empleadas resultan además muy resistentes por lo que son muy adecuadas para la publicidad exterior.

Este sistema es muy adecuado para tiradas pequeñas y medianas. Además, las mallas o pantallas pueden reutilizarse para futuras producciones sin perder calidad.

El bajo número de impresiones por hora y el hecho de que el proceso de secado resulta algo lento figura entre las desventajas. Además no es uno de los sistemas de impresión más precisos, ya que puede haber alteraciones de milímetros entre las diferentes capas de tinta de una imagen y los contornos pueden deformarse, aunque podría convertirse en una ventaja si ese es el efecto buscado.

La elegancia del stamping

El stamping es una técnica de impresión por calor o transferencia térmica: la imagen se graba previamente en un cuño (de magnesio, bronce, aluminio o silicona) que presiona una película o foil a la que se le aplica calor. El calor y la presión logran que se active el adhesivo de esa película y que la imagen se transfiera al papel, con el mismo dibujo del cuño diseñado.

Los colores más utilizados son los metalizados oro y plata, pero es posible utilizar películas de más colores, transparentes, perlados, holográficos y hasta texturados. Las aplicaciones son muy variadas -packaging, etiquetas, libros, revistas, tarjetas, etc- y el resultado es excelente.

Ventajas y desventajas

Su gran ventaja es, sin duda, que permite imprimir colores metalizados u hologramas, consiguiendo ese esperado efecto Premium. Entre los inconvenientes: la maquinaria es muy específica y no tan versátil a la hora de imprimir objetos no convencionales.

El atrayente relieve del ‘golpe en seco’

El golpe en seco es el acabado en relieve más conocido. La técnica se consigue a través de un molde hembra, llamado cliché, que presiona el papel contra otro cliché macho. De este modo, sin tinta ni barniz, sólo por medio de presión, queda marcado el papel en relieve (huella alto o bajorrelieve según la confección de los clichés).

La clave en esta técnica es emplear papeles con un gramaje a partir de 100 g para evitar que el papel se quiebre con el golpe o que no se perciba el efecto. Todo depende del labrado del cliché y la longitud de la fibra del papel. Lo idóneo son papeles con fibras naturales, preferiblemente con un porcentaje en algodón porque permiten una buena altura y volumen del relieve.

Omán Impresores
explica la técnica de una forma muy sencilla en este video:

El juego de luces y sombras que se logra es su efecto más atractivo. Si se busca un efecto aún mayor, también puede recurrirse al golpe en seco en 3D que acentúa el resultado del golpe convencional logrando mayor altura del relieve o diferentes niveles.

Ventajas y desventajas

Al no requerir secado por carecer de tintas resulta un sistema rápido, de fácil uso y reproducción. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no se puede revertir un error en la plantilla y que no admite todo tipo de papeles: deben escogerse los gramajes altos y evitarse los estucados.

La personalización de la impresión digital

La impresión digital consiste en la impresión directa a papel de un archivo digital. La imagen se proyecta mediante un láser sobre un tambor de impresión en el que se deposita el pigmento que queda, a su vez, fijado en el papel mediante presión y calor.

Cada vez son más numerosos los proyectos en papel que emplean esta técnica, aunque los soportes siguen siendo menores que los de la impresión offset. Se trata de un sistema ideal para aplicaciones de impresión comercial, como etiquetas y embalaje.

En el caso de la impresión digital, no puede dejarse de lado el sistema HP Indigo, un sistema que, al imprimir sin planchas, facilita el uso de datos variables como textos e imágenes. Fedrigoni dispone de una gama de papeles expresamente producida para este tipo de impresión.

Ventajas y desventajas

Su mayor ventaja es su versatilidad y la posibilidad de personalización. En la actualidad, es una técnica que ya permite imprimir en tinta blanca y realizar stampings y barnices.

Hay que tener en cuenta que no imprime colores directos, sólo CMYK y existe riesgo de que se perciban pequeñas variaciones de color entre impresiones del mismo trabajo.

El toque final de un proyecto creativo

Como ves son muchos los parámetros a tener en cuenta a la hora de elegir la técnica idónea para dar vida a tu proyecto. Lo primero será saber qué efecto final buscamos y, por supuesto, cuál es el papel adecuado para conseguir lo que queremos.

Siendo consciente de las debilidades y fortalezas de cada sistema de impresión y acabados será más fácil gestionar todo el proceso gráfico y conseguir la excelencia tanto desde el punto de vista del diseño como de los plazos de desarrollo y de los costes.

En todo este proceso podemos -y queremos!- ayudarte. Sólo tienes que contactarnos y os mostraremos nuestros catálogos y todo lo que los años de experiencia nos han enseñado. ¡Te esperamos!

prev next