close

Chocolates premium: packagings irresistibles

Siempre ha sido considerado un manjar de dioses. Pero, en los últimos años, el chocolate se ha posicionado como el favorito de los dioses “más saludables”.

El boom de la alimentación sana y equilibrada lo señala como una pieza que no debe faltar en nuestra despensa por sus innumerables propiedades y beneficios para la salud. Pero no cualquier pieza vale. Sólo las que cuenten con los porcentajes ideales de cacao y una serie de características nutritivas.

Las marcas que comercializan con productos hechos con cacao, desde bombones a turrones pasando por tabletas y chocolate para consumo como bebida, han tomando buena nota de esta tendencia y buscan reubicarse en un mercado Premium incidiendo en la exclusividad de la materia prima, sus características saludables e, incluso, su producción artesana y sostenible.

Estas mismas marcas saben, no obstante, que no basta con contar a los cuatro vientos que su chocolate está entre los mejores. Saben que tienen que poder demostrarlo con un producto de primera calidad, en el interior, y una cuidada y exquisita presentación, en el exterior.

El mundo de los packaging de chocolate Premium y gourmet está plagado de connotaciones elegantes y sofisticadas que logran aproximarlo más al elenco de productos exclusivos que al de un producto que podría ser considerado “de masas”.

La pureza del blanco y negro, los toques dorados, los acabados satinados hablan de lujo, exquisitez y calidad.

El envase y los materiales escogidos pueden cambiar la suerte de las marcas y los productos. Por eso nada puede quedar a expensas del azar: las proporciones de una onza, la textura del papel, el plegado de las cajas, la calidad de la impresión… Todo debe formar parte de una sintonía con la que comunicar una historia al consumidor.

Estos packaging nos invitan a descubrir lo que encierra su interior, predisponiéndonos a una experiencia única gracias a las sensaciones visuales, táctiles u olfativas que ya se desprenden del propio envoltorio.

 

Créditos:

Studio 5977 para Tre Marie. Impreso en Splendorlux 1 Premium White 250 g y Brossulin XT Bianco 360 g.

Estudio Rosa Lázaro para Pastisseria Callís. Packaging impreso en Sirio Black y Sirio White, con efecto de oro espolvoreado sobre la superficie.

Estudio de Maggy Villarroel para Forn Pes de Sa Palla y sus turrones de chocolate artesanales. Packaging impreso en offset bicolor sobre Materica Kraft de 250g.

Estudio Design Bridge para Napolitains de Fortnum & Mason. Packaging impreso en Splendorgel Avorio 140g, Acquerello Avorio 120g y Tintoretto Gesso 250g.

 

prev next