El sistema de impresión offset está compuesto por una serie de rodillos y cilindros que transfieren la imagen al papel. Este sistema se denomina offset porque reproduce la imagen de forma indirecta: primero, unos rodillos mojadores bañan las zonas de no imagen (zonas hidrófilas) del cilindro de ilustración con una solución que repele la tinta. Por eso, los siguientes rodillos (los entintadores) solo aplican la tinta oleosa en las zonas de la imagen con compuesto hidrófobo y con la forma del motivo a imprimir (previamente grabado en el cilindro de ilustración). El rodillo de ilustración no transfiere la tinta directamente al papel, sino que entinta al cilindro offset y éste al papel.

Para cada color, se prepara un conjunto de rodillos y cilindros como este. El papel pasa por cada uno de ellos añadiendo un color tras otro hasta conseguir la imagen final. En los siguiente vídeos se puede ver cómo funciona:

 
Las ventajas de este sistema de impresión son, por ejemplo, que admite gran variedad de tamaños y tipos de papeles (como los papeles offset de Fedrigoni: Arcoset, Arcoset Lh, Arcoprint, Arcoprint Edizione 1.3. 1.5. Y 1.7., Milk, Freelife Vellum, Freelife Cento, Cotton Wove…). También resulta ideal para tiradas a partir de 300 ejemplares.