Sabemos que para un explorador del infinito, cada verano es el primero...