FedrigoniClub_Metalcraft1

Las gafas Metalcraft surgieron en 1946 cuando Alberto Marcet, un trefilador de metales de la fábrica Olivetti decidió fabricar sus propias gafas insipirado en las primera películas de Hollywood. Al no tener la tecnología necesaria por las carencias de la época lanzó los primeros prototipos de forma totalmente artesanal llegando a usar recortes de mamparas de vespa y alambres sobrantes de teclas de las máquinas de escribir Olivetti.

FedrigoniClub_Metalcraft2

FedrigoniClub_Metalcraft3

Tras un paréntesis de más de 30 años la marca ha sido relanzada este mismo año por el nieto del fundador, rindiendo un claro homenaje a las líneas clásicas que caracterizaron la marca.

FedrigoniClub_Metalcraft4

FedrigoniClub_Metalcraft5

Desde Metalcraft nos cuentan “Hemos planteado un packaging poco común en el sector óptico debido a su presencia y lo que transmite. Más propio de complementos como relojes o joyas, la idea era tener un empaque a la altura del concepto de nuestras gafas: Un cuidado diseño atemporal basado en interpretaciones de los estilos de la época anterior. Exclusivas ediciones limitadas que respetan la herencia de la marca en cuanto a calidad y artesanía. El papel Saville refuerza estos conceptos y aporta elegancia y calidez -gracias a la sutil textura- a la experiencia Metalcraft”.