El papel es una delgada hoja elaborada con pasta de fibras vegetales. Para los más expertos con solo mirar el papel ya saben cuál es la dirección de la fibra en una hoja de papel. Conocer esta propiedad es muy importante para muchos procesos: encuadernado, troquelados, hendidos, impresión. Hacer las cosas ‘a fibra’ o ‘a contra fibra’ a veces es hacer un gran trabajo o un desastre.

Hay tres metodos básicos para comprobar la dirección del papel:

1. Rasga una hoja de papel en su centro. Si al rasgar el corte es recto implica que es paralelo a la fibra de papel. Si en cambio queda oblicuo implica que es perpendicular a la fibra de papel.

2. También se puede comprobar utilizando el método ‘prueba al agua’. Corta dos tiras de papel como se muestra en la imagen de la izquierda. Tira un poco de agua uniformemente a lo largo de la tira del papel y espera hasta que las fibras del papel comiencen a encresparse. Si la tira se enrolla a lo largo (superior derecha), quiere decir que la fibra es paralela a lo largo de papel. Si la tira de rizos sólo se enrolla moderadamente en los extremos (inferior derecha), significa que la fibra del papel es perpendicular a la hoja de papel.

3. Otra opción es cortar dos tiras de papeles, mantenlas perpendicularmente entre sí por un extremo y compara. Si el peso de la tira es menor (superior derecha), significa que la dirección de la fibra del papel es paralela a lo largo del papel. Si el peso de la tira de papel es mayor (inferior derecha), significa que la dirección de la fibra del papel es perpendicular a toda la hoja de papel.