Inspirada en la historia de la moda representada en los cuadros europeos, en trajes famosos de colecciones de museos y en los diseños de grandes modistos, Isabelle de Borchgrave ha pasado de la pintura a la escultura con papel. Su habilidad para recrear trajes de los siglos XVII, XVIII y XIX es tan espectacular, que realmente parece que se trate de alta costura. Cortando, pegando y pintando, esta artista, consigue que las piezas de papel se transformen en piezas de tela con sus encajes, brocados y delicados bordados.

Todo empieza en 1994 cuando Isabelle visita el Museo Metropolitano de Nueva York y allí descubre las posibilidades que puede llegar a tener el papel. A partir de ese momento la artista belga empieza a experimentar y realizar: “Papiers à la Mode” que recrea 300 años de historia de la moda; desde la reina Elizabeth I, hasta Coco Chanel. La colección “Mariano Fortuny” que está dedicada al escenógrafo español, en la que la artista recrea la estética de oriente y occidente que Fortuny desarrolló especialmente durante los años en que vivió en Venecia en el siglo XIX. La titulada “I Medici” y expuesta en el Palazzo Medici Riccardi, nos lleva a la Florencia del Renacimiento. Y la colección “Ballets Russes” que es un tributo a Serge de Diaghilev y su famosa compañía de ballet.

Hoy en día, Isabelle de Borchgrave se ha convertido en un nombre que se asocia fácilmente con la moda y el papel. Después de una carrera de 40 años, todavía exhibe sus obras por todo el mundo.

+en: www.isabelledeborchgrave.com